Jueves 22 de junio de 2017 NOTICIAS  |  VIDEOS


ARTÍCULOS REGRESAR PRINCIPAL

Jesús afirmó su rostro para ir
por Mike Richardson

Encuentro interesante que Lucas 9:51 nos narra que Jesús “con determinación, afirmó su rostro para ir a Jerusalén”—a pesar de las circunstancias—afirmó su rostro para ir. Para comprender mejor el pasaje primero tenemos que preguntarnos por qué— ¿por qué afirmó su rostro para ir a Jerusalén?

Jesús determinó en su corazón ir a Jerusalén porque sabía que ahí había una gran victoria que se podía alcanzar—al costo de un gran sacrificio personal. No obstante, decididamente marchó hacia delante para enfrentar la más grande batalla. Estaba resuelto y tenía un solo propósito. Afirmó su rostro para ir y fue.

Hace unos pocos meses el internacionalmente conocido presentador de la radio y conferencista, Kevin Swanson, recibió la llamada de un amigo que lo invitaba a venir a visitarlo por una semana. ¡Pero no era cualquier visita! Su amigo le preguntó que si lo quería acompañar en un viaje por el norte de México. Después de hacer una búsqueda en Internet acerca de Ciudad Mier y de comprender los posibles riesgos, ¡Kevin afirmó su rostro para ir! Aunque muchos pensaron que se había vuelto loco y la mayoría le hizo advertencias, Kevin había afirmado su rostro para ir, e iba a ir. En lo que parecieron tan sólo unos instantes Chad Roach, así como Daniel Swanson se pusieron a su lado. ¡La decidida marcha hacia adelante de Kevin había causado que estos otros dos jóvenes salieran de su confort en lo conocido para andar con convicción a su lado!

El 8 de agosto de 2011 Kevin, Chad y Daniel fueron recibidos en el aeropuerto de Monterrey por Samuel e Isaac Richardson así como también por el amigo de Kevin. Juntos, los seis afirmaron sus rostros para ir a Ciudad Mier y a Miguel Alemán. Después de dos días intensos, comenzaron de nuevo a avanzar hacia el sur únicamente para ser detenidos por oficiales del gobierno quienes los enviaron de regreso. Habiendo visto la mano del Señor en cada aspecto del viaje y creyendo que era la voluntad del Señor que continuaran, los hombres viajaron de regreso pasando por Ciudad Mier, Miguel Alemán y luego por Camargo y Monterrey para finalmente arribar a un pueblo pacífico asentado en lo alto de las montañas de la Sierra Madre.

Después de un día de descanso, Kevin junto con los otros hombres continuaron a Saltillo, la capital del estado de Coahuila, México para asistir a una conferencia para familias que educan en el hogar—una de seis que se llevarán a cabo este año en México. Después de las aventuras iniciales, una conferencia para educadores en el hogar parecía tener el potencial de ser un evento bastante tranquilo, ¡pero no lo fue! Hombres de todas partes del mundo estaban clamando a Dios, pidiéndole que alcanzara familias y que ocurriera algo que afectara la eternidad. Dios escuchó su clamor.

Casi mil doscientas personas asistieron a los dos días de enseñanza en Saltillo. Ellos, al igual que Kevin y su equipo, viajaron por un camino largo y pesado, pero habían afirmado sus rostros para ir. Llegaron de diecinueve estados de la república, y de los estados de Texas, Maryland, y Montana en los Estados Unidos, así como también de Guatemala. Kevin y otros habían afirmado sus rostros para ir—para mostrar al mundo que los hombres deben ponerse de pie, avanzar y ser hombres, no solamente por medio de la enseñanza, sino a través del ejemplo de enfrentar gigantes y no retroceder.

Pero, ¿y qué de los otros, de aquellos que no pudieron ir? ¿Quién les contará? ¿Cómo van a aprender la verdad de criar hijos piadosos en un mundo impío? ¿Quién va a plantarse en la brecha por ellos?

Así como Kevin había afirmado su rostro para ir, ¡muchos meses antes Zabdiel Torres había afirmado su rostro para plantarse en la brecha por hombres y mujeres de todas partes del mundo! Desde marzo de 2011 él había estado planeando y trabajando para hacer posible que el 100% de las pláticas se pudieran transmitir en vivo por Internet, para cualquiera que deseara escuchar. No sólo tuvimos quinientos cincuenta y seis espectadores de muchas partes del mundo que se conectaron y participaron de las transmisiones en vivo junto con las mil doscientas personas presentes, sino que, ¡una iglesia juntó a 34 familias y como cuerpo local de creyentes se reunieron alrededor de una computadora para asistir a la conferencia y estudiar acerca de la visión que Dios tiene para las familias!

Al mismo tiempo que Dios estaba llamando a Kevin y a Zabdiel para que afirmaran sus rostros para ir, también estaba llamando a Steve y Jason Haymond para una tarea especial—andar al lado del amigo de Kevin por un tiempo y aligerar la carga de uno que estaba agotado. Ellos también, habían afirmado sus rostros para ir.

A veces nos preguntamos dónde está Dios cuando la vida se nos complica. No obstante, ¡hay grandes victorias que se pueden alcanzar! Afirma tu rostro para ir.

Sean fuertes y valientes. No teman, ni se asusten. Porque el Señor es el que va con ustedes. No les dejará, ni les desamparará.

Afirma tu rostro para ir.

El vencedor tiene comunión con personas llenas de fe; personas que han afirmado su rostro para ir.

No te hagas compañero de aquellos que roban tu fe y que succionan el gozo de tu vida. Ten comunión y compañerismo con personas llenas de fe, hombres que sueñan en grande, personas que te dan el ánimo para creer en lo imposible; personas que creen en el poder de Dios; personas como Kevin, Zabdiel, Chad, Daniel, Samuel, Isaac, Steve, Jason, y otros que nos han mostrado el camino.